Café Latte Macchiato y Café Espresso Romano

Café Espresso Romano y Café Latte Macchiato - Cafés Bernal
Categorías: Cafe | Cafés Bernal
17 May, 2023
0 Comentarios

Para darle continuidad a nuestra serie de preparaciones del café, en esta ocasión hablaremos de dos exquisitas recetas que despertarán tus papilas gustativas, nos referimos al Café Latte Macchiato y al Café Espresso Romano.

Café Latte Macchiato

En el idioma italiano, “macchiato” quiere decir manchado mientras que “latte” significa leche, por lo tanto el Café Latte Macchiato hace referencia a una bebida con leche que se “mancha con café”. El término “manchar” es solo una forma de hablar, ya que en realidad lo que sucede es que al elaborar esta preparación se vierte café sobre la leche tibia produciéndose un efecto de mancha en la superficie de la leche.

¿Cuál es el origen del Café Latte Macchiato?

El origen del Café Latte Macchiato se remonta a la década de los 80, cuando en Italia se popularizó el consumo del café con leche, sobre todo para acompañar un snack en horas de la tarde. Esta preparación posee un gusto ligero ya que contiene una gran cantidad de leche junto a la espuma de leche, de hecho en algunos países es conocida como “café blanco” por su color claro.

¿Cómo se prepara el Café Latte Macchiato?

Para preparar el Café Latte Macchiato necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Leche entera
  • Café Espresso
  • Azúcar al gusto
  • Canela en polvo

Preparación: La preparación del Café Latte Macchiato es muy sencilla ya que posee muy pocos ingredientes. En general se trata de elaborar el tradicional Café Espresso, que lo reservaremos durante un ratito. Luego, pondremos leche líquida entera en una cacerola a fuego medio y revolvemos constantemente hasta formar una capa de espuma.

Una vez hecho esto, vertemos la leche caliente en un vaso de vidrio, junto con la espuma de leche, y en seguida agregamos lentamente un poco de Café Espresso endulzado previamente al gusto.

Cuando agregamos el café a la leche, lo que sucede es una separación de líquidos por densidad, en donde el grueso de la leche queda en el fondo mientras que otra pequeña parte se une al café creando una capa marrón clara en el medio del vaso, que es seguida por una capa final de espuma de leche.

Para finalizar, algunas personas decoran esta preparación con un poco de canela en polvo, que aparte de color, le agrega un toque extra de sabor.

¿Cómo se toma el Café Latte Macchiato?

Por lo general, el Café Latte Macchiato se toma en un vaso de vidrio o en una taza de vidrio grande. Esta preparación es muy ligera y de un sabor suave, y además se puede tomar sola o acompañada con unas galletas, una porción de torta o cualquier otra cosa, sobre todo en la hora de la merienda.

¿Cuál es la diferencia entre el Café Latte Macchiato y el Café Macchiato?

Existe una preparación llamada Café Macchiato que algunas personas tienden a confundir con el Café Latte Macchiato. Sin embargo, a pesar de tener los mismos ingredientes, lo que cambia es el orden y las proporciones. Esto quiere decir, que en el caso del Café Macchiato la base principal no es la leche sino un Café Espresso, que se procede a “manchar” con un poco de leche caliente.

Café Espresso Romano

El Café Espresso Romano es una deliciosa combinación de Café Espresso con limón; ya sea en forma de zumo, en rodajas o en algunas ocasiones confitado. A pesar que la tradición es utilizar limón en esta preparación, algunas personas lo sustituyen por naranja o mandarina, ya que en la variedad está el gusto.

Origen del Café Espresso Romano

Cuando escuchamos la palabra “Romano”, nuestra mente nos traslada a Italia, sin embargo, para algunos historiadores el Café Espresso Romano tiene su origen en Norte América, mientras que otros aseguran que proviene de la región Toscana. Y aunque este punto no está del todo claro, lo que sí parece ser cierto es que el Espresso Romano nació por la necesidad de suavizar la intensidad de algunos tipos de cafés cuyo sabor era muy amargo, fuerte o pronunciado.

De esta manera, al combinar el Café Espresso con un poco de limón, la frescura y acidez del mismo se matiza a la perfección con los tonos amargos del café, produciendo un equilibrio, tanto en su aroma como en su sabor.

¿Cómo se prepara el Café Espresso Romano?

Para preparar el clásico Café Espresso Romano necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Café Espresso
  • Limón
  • Azúcar al gusto

El primer paso para elaborar esta emblemática bebida es preparar un buen Café Espresso, acto seguido se calienta un poco la taza donde se va a servir el café y se vierte el espresso. Después, tomamos una rodaja de limón y la introducimos en la infusión, agregando algunas gotas de este cítrico mientras untamos un poco del limón en todo el borde de la taza.

Por último, añadimos una cucharadita de azúcar al gusto, y ¡voilá! el Café Espresso ya estará listo.

¿Cómo se toma el Café Espresso Romano?

Por lo general, el Café Espresso Romano se toma caliente en una taza de vidrio o cerámica, sin embargo, algunos baristas lo preparan como una infusión fría, sobre todo en los días de verano cuando el calor aprieta. 

Ya sea frío o caliente, el Café Espresso Romano es una deliciosa tentación al paladar, que no puedes dejar de probar.

Los mejores cafés en Cafés Bernal

En Cafés Bernal tenemos años de tradición preparando los mejores cafés de la región. Para esto, contamos con equipos de la mejor calidad, productos certificados y una mano de obra cualificada, que nos avalan como una de las mejores empresas del ramo cafetalero.

Por esta razón, si deseas disfrutar de un exquisito café, no dudes en visitar una de nuestras maravillosas instalaciones, en donde encontrarás productos premium junto a una atención de personalizada.

Puede que también te interese…

0 comentarios