Cafés fríos: Café Cold Brew y el Café Shakerato

Cafés fríos: Café cold Brew y Café Sakerato
Categorías: Cafe
11 Jul, 2022
0 Comentarios

Para seguir con nuestra interesante serie sobre las distintas preparaciones de cafés fríos, a continuación te traemos dos bebidas que te sorprenderán por su exquisito sabor, se trata del Café Cold Brew y del Café Shakerato.

Café Cold Brew

El café, tal y como lo conocemos, es una infusión, es decir, que se prepara utilizando agua caliente; sin embargo, existe una forma de prepararlo en donde no hace falta el calor, dando como resultado una bebida refrescante denominada Café Cold Brew.

Para algunos, el Café Cold Brew es una tendencia de moda pasajera, mientras que para otros, se trata de un digno representante de los cafés fríos. Sea como sea, la verdad es que el Cold Brew ha llegado para quedarse, no solamente por su sabor, sino porque además posee propiedades que benefician la salud, ya que es menos ácido y más digestivo.

 

¿Cómo se prepara el Café Cold Brew?

Para preparar el Café Cold Brew sólo necesitaremos granos de café entero y agua. Por lo general, el café se muele justo antes de su preparación, porque de ese modo se conservan mejor sus propiedades organolépticas; además el molido no debe ser muy fino, y preferiblemente debe hacerse de forma tosca.

Una vez molido el café, se coloca en un recipiente, se añade agua del tiempo y se revuelve la mezcla para que quede homogénea. Esta preparación se deja reposar al menos 12 horas, sin embargo, hay quienes aconsejan dejarla durante 24 horas.

Durante ese lapso de tiempo hay que revolver la mezcla de vez en cuando, y de esta manera ayudamos con el proceso de “infusión en frío”. Al finalizar este proceso obtendremos un café con una tonalidad más clara, menos ácida y sin espuma, pero con un sabor único que no se logra con la tradicional infusión en caliente.

 

Características del Café Cold Brew

Cuando se prepara el Café Cold Brew, el proceso de infusión ocurre a cámara lenta, de hecho lo que acelera la infusión es el calor y por eso es lo más común al preparar café. Sin embargo, la infusión en frío produce una serie de características diferenciadoras que no podríamos obtener de otra manera.

Para comenzar, el Café Cold Brew es una infusión limpia, clara, suave al gusto y con matices dulces acentuados. Este tipo de café no tiene la clásica crema o espuma y su olor es menos intenso; para algunos esto podría ser una desventaja, sin embargo, el sabor amargo del Cold Brew es ligeramente inferior, lo que muchos agradecen.

 

¿Cómo se toma el Café Cold Brew?

El café Cold Brew se puede tomar solo o con leche, también puedes agregarle hielo o tomarlo a temperatura ambiente, eso dependerá del gusto de la persona; lo que si es cierto es que dependiendo del tiempo, de la cantidad de granos de café y del agua utilizada para su preparación, la infusión resultante puede estar muy concentrada, por lo que debe diluirse antes de tomarla.

Por lo general, el Café Cold Brew se toma en un vaso pequeño de vidrio y se le agrega hielo picado, y resulta ser una bebida especial para esos días donde el calor del verano nos abruma.

Café Shakerato

Para muchos especialistas en café, el Shakerato es la versión italiana del café con hielo. Su nombre es la derivación de dos palabras “shake” que en inglés quiere decir agitar o sacudir, y el sufijo “rato”, que es un modismo propio de la lengua italiana. De esta forma, el Café Shakerato es básicamente un café agitado con un toque de licor, que a lo largo del tiempo, se ha posicionado en el gusto de las personas que disfrutan de los cafés fríos.

 

¿Cómo se prepara el Café Shakerato?

Existen dos maneras clásicas de preparar un Café Shakerato, una tiene alcohol y la otra no, pero básicamente necesitaremos un buen Café Espresso, hielo, Baileys Irish Cream, y azúcar al gusto.

Para comenzar debemos elaborar el tradicional Café Espresso y lo reservamos. Luego en un envase o coctelera colocamos hielo picado y azúcar al gusto, y seguidamente vertemos el café sobre el hielo, tapamos y agitamos vigorosamente por unos segundos para que la mezcla se enfríe y el azúcar se disuelva por completo.

En el caso del Café Shakerato con alcohol, se realiza exactamente el mismo proceso, la única diferencia es que a la coctelera le agregamos un poco de Baileys Irish Cream, el licor irlandés elaborado a base de whisky y crema de leche.

 

Principales características del Café Shakerato

Como resultado del proceso de batido, el Café Shakerato se distingue por una cremosidad sin igual, una textura aterciopelada y un gusto dulce que se potencia por la presencia del licor Baileys Irish Cream. Para muchas personas que prueban esta preparación por primera vez, les resulta toda una sorpresa al paladar y al poco tiempo vuelven por más.

El Café Shakerato es una bebida deliciosa, cremosa y refrescante, que no deberías dejar de probar. Como dato curioso, en algunas zonas de Italia al Shakerato le añaden licor de vainilla y nata montada en la superficie para decorar.

 

¿Cómo se toma el Café Shakerato?

Por lo general, el Café Shakerato se toma en una copa de cristal o en un vaso para Martini, de esta manera da la impresión de ser una bebida elegante, tipo cóctel. Si bien es cierto que este café puede tomarse a cualquier hora del día, lo ideal es hacerlo en horas de la tarde o por la noche, ya que contiene algo de alcohol.

Los mejores cafés fríos en Cafés Bernal

En Cafés Bernal nos distinguimos por la excelencia y esto queda de manifiesto en el compromiso con nuestros clientes, quienes disfrutan de exquisitas preparaciones en Cafelab. La pasión que sentimos por el café nos impulsa a ofrecer lo mejor del mundo cafetalero, con productos prémium llenos de aroma y sabor.

Si vas a Cafelab disfrutarás de las más variadas preparaciones de cafés fríos con un café único, como es Cafes Bernal, y en un ambiente que deleitará tus sentidos.

Puede que también te interese…

Café turco y Café con leche

Café turco y Café con leche

Siguiendo con la serie de las mejores preparaciones de café en todo el mundo, hoy te presentamos dos maravillosas...

0 comentarios