Ruta gastronómica por Murcia: 24 horas para comer y beber

Café asiático, a la izquierda, frappe y capuccino
Categorías: Cafelab | Prensa
24 May, 2021
0 Comentarios

Recorremos las mejores pistas gastronómicas de la ciudad de Murcia en 24 horas. Un fin de semana pensado para disfrutar entre la huerta y el mar.

La Región de Murcia es un secreto gourmet por descubrir. Su huerta es famosa, también sus arroces con D.O Calasparra; la hueva y la mojama; el chato murciano, primo del ibérico; los mújoles del Mar Menor; los quesos al vino; los paparajotes; los michirones; los mejores limones de España;  el asiático; el caldero; el pimentón; el pastel de carne… Una larga lista de productos y rectas que invitan al viaje. Vamos, de momento, hasta la capital, para ver su último cambio de piel. Disfrutemos de una ruta gastronómica por Murcia: 24 horas para comer y beber en la que es Capital de la Gastronomía 2021.

 

 

Viernes, 20h.

Tapeo y copa en el Mercado de correos

El histórico edificio de correos se convirtió hace un año, gracias al impulso del Grupo Orenes, en un centro gastronómico al estilo del Mercado de San Miguel de Madrid. Un lugar donde comprar, comer y beber. Un espacio divertido y desenfadado en el que convergen tradición y modernidad, fusión y tipismo. Mercado de correos resulta perfecto para una cena informal que puede combinar distintos estilos de cocina, pero también para rematar la noche del viernes con una buena copa.

24 horas en murcia gastroactitud

 

Sábado, 11h. 

Ruta de compras para caprichosos gourmets

Entre la visita a la catedral de Santa María y al centro de interpretación de la muralla árabe de Santa Eulalia, una parada en una de las pastelerías más famosas de la ciudad, Bonache, para probar -y comprar- su inigualable pastel de carne.

Una receta que se remonta al siglo XVII, cuando los pasteles de carne eran populares en toda España -basta ver la ordenanza del rey Carlos II que cuelga de la pared- y que en Murcia se ha conservado de manera muy especial. Solo aquí se prepara la tapa con hojaldre torneado, técnica similar a la que utilizan en Nápoles (donde hubo presencia española desde el siglo XVI) para preparar la sfogliatella, con la diferencia de que se trata de una preparación dulce.

 

Pasteles de carne de Pastelería Bonache

En Murcia se esconde una de las tiendas de especias más bonitas y singulares de España: Soso. Su fundador José Ros es un amante de la sal, las especias y los aderezos. Decenas de variedades de curries, pimientas de todos los rincones del mundo, canelas, tes,  mezclas para adobar aves, carnes o pescados…. Un espacio cautivador cuyo aroma te transporta a los cuentos de las mil y una noches.  Tienen venta online.

Soso Factory, especias de todo el mundo

No menos espectacular es el Mercado de Verónicas, edificio modernista construido entre 1912 y 1916 muy cerca del Malecón, donde se pueden comprar las mejores frutas y verduras de la huerta murciana. Los puestos son una tentación irresistible, da igual la temporada, pero más aún ahora en primavera. Hasta este foco de comercio local con producto de proximidad se desplazan los cocineros de la región.

Exterior del Mercado de Verónicas

Las salazones son otra de las tradiciones gastronómicas de Murcia. Salazones Diego es una empresa familiar con casi 100 años de historia que ha apostado por no perder la modernidad, su tienda de Murcia Salmentum es el mejor ejemplo. Además de sus productos se pueden encontrar  ahumados, conservas y productos gourmet de toda España. Ofrecen degustación (se puede comer en la tienda) y todas las explicaciones necesarias sobre sus productos.

Salmentum, salazones, ahumados, conservas, etc

 

Sábado, 14h.

Menú degustación en Alma Mater

La última novedad de la ciudad abrió justo antes de que se desencadenar la pandemia. El cocinero Juan Guillamón, después de recorrer mundo,  ha vuelto a casa para cocinar como él quiere y sabe.  Y ha sido elegido candidato a cocinero revelación en Madrid Fusión 2021. Técnicas y productos de aquí y de allá, pero con Murcia siempre en el retrovisor. Platos sofisticados, elegantes, ligeros y llamativos, irrenunciablemente contemporáneos. El arroz de verduras y cocochas convive en armonía con la vieira curada en kombu y la paletilla de cordero segureño se acompaña con topinambur ¡Feliz mestizaje! Precio del menú degustación (50 euros).

Aperitivos del menú degustación de Alma Mater

 

Sábado, 20h.

Cena y  copa en Odiseo 

No es fácil encontrar los adjetivos acertados para definir Odiseo, un espacio de gastronomía, ocio y juego a las afueras de Murcia: el lugar de moda en la ciudad. Un edificio apabullante con terrazas de diseño y una piscina que  vuela sobre el vacío desafiando la gravedad. La propuesta gastronómica la lidera Nazario Cano y a Michelin le faltó tiempo para regalarle una estrella. Además del restaurante gastronómico, donde el chef hace alarde de una cocina algo rebuscada, hay otros espacios con propuestas menos intimidatorias en los que disfrutar de arroces, carnes y pescados a la brasa. Lo más atractivo son las terrazas en las que disfrutar al aire libre de cócteles y copas. En la planta baja, un casino y un cabaret.

Odiseo, Murcia

 

Domingo, 12h.

La ruta del aperitivo: comer tapeando

El aperitivo en Murcia es una tradición convertida en devoción. Los murcianos recorren la ciudad de local en local disfrutando de cada una de las especialidades. Por ejemplo,  la marinera (rosquilleta de pan con ensaladilla rusa y una anchoa) es tal vez el aperitivo más popular de la ciudad, junto con sus variantes: el marinero (con boquerón) y la bicicleta (sin nada).  Nuestras favoritas las del Bar Gran Vía, aunque tampoco hay que ponerles peros a las del Bar La Tapa en la plaza de la flores.

Marinera, marinero y bicicleta

El pulpo asado, o pulpo al horno,  es otra de las tapas típicas de la ciudad. El que más fama tiene es el del Bar Fénix en la Plaza de las Flores o en la de Santa Catalina. Rejos de pulpo grueso, que se asan en el horno aderezados con vino o coñac hasta que el líquido queda bien caramelizado. Es es el truco y lo que le da su particular sabor. Aunque lo más importante es que queda tierno y jugoso como pocos.

Otro de los bocados imprescindibles cuando se está en Murcia es el Pastel de Cierva, que por curioso que parezca no lleva ni pizca de carne de este animal en su interior. El nombre se debe, según parece, al ministro de Alfonso XIII, el murciano Juan de la Cierva y el origen aunque confuso, según explica el diario La Verdad, está en una receta de un cocinero de un barco ruso a la que tuvo acceso el pastelero José Antonio Lorca propietario de La Peladilla.

Pastel de Cierva

Los amantes del vermut no pueden perderse el vermut “granizado”  (o sin granizar) acompañado con una salchicha seca murciana en la Taberna Luis del Rosario, aunque también lo pueden acompañar con un buñuelo de bacalao o las “caballitas” que son gambas rebozadas. Trato amable y cercano en un local imprescindible.

Los que prefieran probar los vinos de la región con D.O. u otros, porque la oferta va más allá de Murcia tienen que hacer parada en la terraza de Pura Cepa, y de paso probar el tomate con bonito y “olivas partías”  o acodarse en la barra de La Bien Pagá.

Para terminar  la ruta,  una comida ligera en La Pequeña donde probablemente sirvan las mejores  alcachofas de la abuela de toda la ciudad. Se trata de una receta singular: las alcachofas partidas por la mitad, se fríen y después se cocinan  en una salsa de caldo de carne, vino blanco y tinto, y piñones.

 

Domingo, 17h.

Algo dulce en Pastelería Glea

Y después de tanta tapa salada apetece un bocadito dulce.  Glea es una pastelería contemporánea, con espacio para la degustación donde presumen de producto fresco elaborado con materias primas de calidad. Especialidades francesas como los financier  o el cruasán y creaciones propias con las frutas y el chocolate como protagonistas: pasteles, tartaletas, bombones… Un lugar para caer en la tentación.

Pastelería Glea

 

Domingo, 18h.

Un asiático en CaféLab

Y antes de volver un buen café, de verdad, en una cafetería donde trabajan con cafés de especialidad. Cafés Bernal son los maestros tostadores mejores y más populares de Murcia. Con CaféLab acercan al público cafés de calidad ya sea en formatos clásicos como el asiático o juveniles como los frappes. El asiático es un emblema cafetero de Murcia (las disputas entre Cartagena y Murcia sobre dónde se originó las dejamos para otra ocasión), se prepara con leche condensada, brandy Magno, Licor 43 y café, se termina con crema de leche, canela y corteza de limón.

Café asiático, a la izquierda, frappe y capuccino

ARTÍCULO PUBLICADO EN GASTROACTITUD.COM

Puede que también te interese…

0 comentarios